Día para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas

IMG_2300-490x249Cada dos de noviembre el mundo entero conmemora el Día Internacional para poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, fecha que se escogió por Naciones Unidas en relación al asesinato de dos periodistas franceses en Mali, el 2 de noviembre de 2013.

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución A/RES/68/163, en su 68ª sesión en 2013 y es un llamado a los Estados miembros para que implementen medidas firmes para luchar contra la actual tendencia a la impunidad.

Según datos registrados en el Observatorio de la Libertad de Prensa en América Latina, el número de periodistas asesinados durante el conflicto armado en El Salvador, que duró de 1980 a 1992,  fue de más 40 comunicadores entre nacionales y extranjeros.

Dentro de estos periodistas asesinados en El Salvador se registran 4 holandeses: Koos Koster,Jan Kuiper,Hans ter Laagy Johannes Willemsen. Según el Informe de la Comisión de la Verdad de 1993,fueron asesinados por una patrulla del Batallón contrainsurgente Atonal, de la Fuerza Armada, el 17 de marzo de 1982 en el municipio de Santa Rita, del norteño departamento de Chalatenango.

En este caso, la Comisión de la Verdad concluyó que los periodistas fueron asesinados en función de su labor periodística y “la emboscada fue preparada deliberadamente para sorprender y dar muerte a los periodistas y sus acompañantes”(http://www.derechoshumanos.net/lesahumanidad/informes/elsalvador/Casos-y-Patrones-de-la-violencia-A-B.pdf). Hasta el día de hoy los señalados de este grave asesinato: el Coronel Mario A. Reyes Mena, quien fuera Comandante de la Cuarta Brigada de Infantería, que lo realizó con el conocimiento de otros oficiales de la Fuerza Armada, nunca fueron llevados a un tribunal. El caso, que sucedió hace 35 años, continúa en la impunidad.

En la actualidad, y para el caso de Guatemala, en declaraciones del jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, CICIG, Iván Velásquezen el marco de una conferencia sobre crímenes contra periodistas, principalmente de la prensa comunitaria, destacó que la impunidad en esa materia es una realidad.

Recientemente en Tegucigalpa, Honduras y en el marco de las consultas nacionales que realizada la UNESCO en la región centroamericana, Dagoberto Rodríguez,  presidente del Colegio de Periodistas denunció que “las cifras por si solas son escalofriantes, desde 2001 hasta 2017, al menos 71 periodistas y comunicadores sociales han sido asesinados”. Situación grave que convierte a Honduras en uno de los países más peligrosos para ejercer esta profesión, después de México.

“Recordar y no olvidar el significado de este dos de noviembre como un día para poner fin y luchar contra a la impunidad, es muy importante no solo para los y las periodistas sino que debe ser un reclamo permanente de toda la población”, declaró el periodista salvadoreño, Oscar Pérez, presidente de la Fundación Comunicándonos y representante para Centroamérica de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, AMARC.

Así como los cuatro periodistas holandeses reclaman justicia en El Salvador, muchos comunicadores y comunicadoras asesinadas en la región centroamericana demandan una respuesta de los Estados, y es importante que se investigue y se lleve a la justicia a los autores intelectuales y materiales de los asesinatos de los periodistas y comunicadores sociales, así como también ponerle un alto a las amenazas y agresiones  de la que son objeto hoy muchos periodistas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.